jueves, 28 de enero de 2016

Elsa y las patatas, un tutorial que no te puedes perder

Hola a tod@s
Hoy contamos con la colaboración, como DT invitada, de Elsa (Nikosinas) que ha preparado para tod@s nosotr@s un tutorial a partir del envase de unas patatas al vapor...

Así que os dejo con ella:

Hola,  qué alegría y qué ilusión estar por aquí: ¡gracias “Locas”! Bueno, bueno me ha costado mucho hacer este post… ni sabía qué hacer, todo lo que se me ocurría me parecía poco para vosotr@s, eso unido al miedo escénico… Hasta que se cruzó en mi camino una patata.
Si, habéis leído bien, una patata, concretamente dos y al vapor. Esto de ir con ojos de scrapera por la vida, no se si es una bendición o una maldición. El caso es que, paseando con esos ojos por el super (y con hambre) me topé con un envase de patatas al vapor, concretamente, me llamó la atención la parte de cartón (y las patatas, tenía hambre) así que me fui para casa con mis patatas y después de dar buena cuenta de ellas, me dispuse a “diseccionar” esa especie de cubilete, para sacar una plantilla, simplemente, repasando el contorno con lápiz, sobre cartulina, ya que el tamaño me venía bien:




Finalmente, decidí usar papel de acuarela de 300 gr, ya que mi idea era ¡crear una galaxia! Si si, has leído bien, llevaba con esta idea mucho tiempo, desde que conocí las famosas nebulosas de gusosos land en instagram. En mi cabeza me había imaginado unas cuantas variantes para conseguir un efecto parecido y me decanté por la que os voy a explicar. Comencé aplicando acuarelas (en mi caso usé las Kuretake gansai, pero vale cualquiera) por toda la superficie, de distintos colores, salvo azul. Usé verdes, rojos, morados, naranjas y amarillos, sin dejar que se mezclasen mucho entre ellos. Para esto, primero humedezco el papel con spray de agua y a toques voy aplicando un color con el pincel bien cargado de agua y acuarela, luego otro color, sin dejar que se mezclen en exceso, así hasta que cubro la superficie.



Como la acuarela suele perder intensidad de color al secar, suelo dar “otra mano”, seco con la pistola de calor y vuelvo a aplicar por ejemplo: sobre el amarillo, con más carga de amarillo que la primera vez, unos toques de pincel por donde me parece. Esto hace que tengan más intensidad los colores, si nos quedó muy claro en la primera capa, y crea efectos muy curiosos. Volví a secar y con acuarela negra y azul oscuro mezclado con una pizca de negro, fui dando la capa final, también a toques con el pincel bien cargado, sin dar brochazos para no remover las primeras capas de color. Al principio parece que lo hemos tapado todo con negro, pero llega la magia (transparencia más bien jeje) de la acuarela y al secar… queda así:



Salpiqué con pincel y acuarela blanca, para crear las estrellas y dejé secar nuevamente. Y ahora vamos con mi supertruco/recomendación: por experiencia, la acuarela es efímera… no dura mucho si está al aire, expuesta a la luz ect.., va perdiendo color y queda fea, fea, hay sprays fijadores especiales para esto, pero ahora he descubierto la Distress Microglaze, que además de fijar y proteger las tintas al agua, le da viveza a los colores y eso en acuarela suele venir bien. Esta pasta es de Ranger y en principio se creó para fijar las Distress y hacerlas impermeables, pero vale para mucho más, creedme que llevo meses experimentando con ella. El caso es que no se aprecia bien en la siguiente foto, están hechas con el móvil, pero al tacto y a la vista la diferencia es significativa:



Apunte: El microglaze es una pasta muy densa, se aplica con el dedo, se deja secar un rato y se pasa un papel de cocina o trapo de algodón por la superficie con movimientos circulares.
Seguidamente forré el interior del contenedor con papel decorado negro con lunares de colores, armé la estructura y pegué las solapas con tacky glue, para que aguante bien los trotes.



Para la decoración utilicé unos sellos se Paper Smooches, muy galácticos ellos. Los coloreé con rotuladores acuarelables zig clean color. Después los recorté y fui pegándolos al cubilete por sus cuatro caras. También cree unos suelos lunares con cartulina, stencil de círculos, pasta de emboss y tintas grises.
Y ya está listo el cubilite, que en principio iba a ser un porta mandos a distancia, pero ha pasado a ser el porta nueces ;)




Gracias por aguantar hasta el final, espero que os haya gustado, para mí ha sido un placer pasar por aquí!


Y hasta aquí el tutorial de Elsa, espero que os haya gustado.
Muchas Gracias por vuestras visitas y 
¡¡Sed Felices!!




9 comentarios:

  1. Qué ilusión verte por estos lares, Elsa! Me ha encantado tu tutorial! Los sellos ya los tengo y el micro glaze viene de camino así que enseguida probaré a crear mi propio universo... Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué chulo te ha quedado! La galaxia de verdad que parece una foto hecha por satélite. Muy, pero que muy chulo tu cubilete. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. Menudo arte que hay que tener para crear esta galaxia! Me has dejado con la boca abierta, Elsa! Felicidades por la la idea, el trabajo y el tuto!
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  4. ¡El resultado me ha fascinado! Lástima no haber visto este tutorial cuando tuve que preparar una fiesta infantil de temática Cósmica, ¡me habría venido de maravilla!

    ResponderEliminar
  5. ¡El resultado me ha fascinado! Lástima no haber visto este tutorial cuando tuve que preparar una fiesta infantil de temática Cósmica, ¡me habría venido de maravilla!

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado tu tutorial!!! Tomo nota de tu supertruco! Tenía ganas de hacer una nebulosa de las de gusosos land, pero me parecía complicadisimo. Ahora con tu tuto seguro que me animo. Gracias por compartir Elsa. Besos;)

    ResponderEliminar
  7. Ohh que ilusión ver mi post aquí! Me alegra tanto que os guste, gracias a tod@s! Bss

    ResponderEliminar
  8. Creo que has hecho el portanueces más bonito de toda la galaxia!!! Es un trabajo increíble!!

    ResponderEliminar
  9. He hecho el tutorial, porque me dejó enamorada tu caja. Me lo pasé como una enana y me encanta el resultado ^^ Muchas gracias!!
    Está claro que la inspiración viene cuando menos te la esperas... unas papas al vapor!! jajaja

    ResponderEliminar