Scrap con Olga: 5 tips para colorear con rotuladores al alcohol.

by - 20:59

¡Hola, hola!

Bienvenid@s a un nuevo post en el blog; en esta ocasión me toca a mí, Olga Lastmania, traeros esta sección de "Scrap con" en la que hoy os quiero dar unos cuantos consejos basados en mi experiencia para cuando pintéis vuestros sellos con rotuladores al alcohol.

En primer lugar he de decir que para nada soy una experta en colorear ni con este tipo de rotuladores ni con ningún otro material, pero disfruto muchísimo del proceso y, con la práctica, he llegado a las conclusiones que os voy a mostrar en forma de tips.

1. Papel y tinta adecuados: estos dos elementos son de gran importancia para conseguir que nuestro sello quede bien coloreado. El papel que debemos utilizar ha de tener un buen gramaje pues este tipo de rotuladores suelen traspasar el papel; además tendrá que ser ligeramente satinado para que el rotulador resbale correctamente y su punta dure más. En cuanto a la tinta ésta habrá de ser con base de agua como la Memento para que no se emborrone con el alcohol de los rotuladores.


2. Cantidad de rotuladores: hay bastantes marcas de este tipo de rotuladores; la más conocida es Copic pero también es de las más caras lo que hace muy difícil hacerse con una gran colección de los mismos. Ahora bien, hay otras marcas que, si bien  no tienen la misma calidad, son bastante más económicas y pueden darnos un buen servicio. Pero para empezar, ya optéis por una u otra marca, os recomiendo haceros con tres tonos distintos de los colores que compréis para poder hacer degradados y sombreados.


3. Degradados y sombreados: ciertamente con los rotuladores al alcohol podemos llegar a conseguir unos degradados y sombreados preciosos; para ello debemos utilizar, como os decía en el punto anterior, como mínimo tres tonos distintos del mismo color. Mi experiencia personal me lleva a creer que no importa si empezamos por el tono oscuro y vamos añadiendo los de menos intensidad o si lo hacemos al contrario; lo realmente importante es que insistamos al integrar los tonos para que se vea una transición natural coloreando y repasando las veces que sean necesarias hasta que consigamos el efecto deseado. En este punto es importante también determinar de qué lado incide la luz en el dibujo porque las zonas de sombras serán diferentes en función de eso.


4. Añadir texturas: este punto es algo que he descubierto recientemente y cuyo resultado me encanta. Podemos utilizar lápices de colores para dar más intensidad a las zonas sombreadas o para crear cierta textura gracias a sus trazos. También podemos crear zonas de luz con el blender o con rotuladores acrílicos.

5. Practicar y... ¡disfrutar!: es imprescindible que pintéis, pintad en cuanto tengáis ocasión porque así podréis ir perfeccionando vuestra técnica. ¡Cualquier escusa es buena para sacar vuestros rotuladores y disfrutar del proceso! El resultado os encantará.


Como os decía cualquier momento y cualquier motivo es bueno para colorear y practicar y con poquita cosa podemos hacer una bonita tarjeta con la que alegrar el buzón de alguien.



Espero que estos pequeños consejos que os doy os sirvan de ayuda...

¡Hasta pronto!


Te puede gustar...

0 comentarios