Mi árbol de Navidad

by - 8:00

¡Buenos días!

Al habla Olga, del blog Lastmania, y hoy víspera de Nochebuena os traigo una entradita de inspiración en la que os enseñaré como he decorado mi árbol de Navidad este año... ¡Si! Ya se que quizás vaya un pelín tarde pero es que, por mucho que me gusten estas fiestas,  me chirría un "poco" ver decoraciones navideñas y turrones por todas partes a mitad de noviembre;  tanto es así que ni si quiera pongo el árbol en el puente de diciembre sino que lo hago el día del sorteo de la Lotería de Navidad ( si es posible mientras lo escucho) así que lo que vais a ver es bien reciente... ;)


Este año me apetecía renovar la decoración del árbol pero al mismo tiempo no quería invertir en adornos preciosos, carísimos y tan delicados que no aguantasen ni que mi hija Noa los mirase de reojo( ya intuía yo que esto del árbol podía ser complicadito...) Entre mi hija Abril y yo buscamos ideas y una combinación de colores que nos gustase y lancé al mundo DIY de los adornos navideños.

Cuerda, bolas de porexpan, botones, pan de oro... Reuní lo que me pudiera servir de entre todo el material que tenía en casa y compré un par de cosas más que necesitaba: unas cuantas piñas, unos cascabeles y  unos aros y corazones de madera sin tratar. Y... ¡manos al adorno!

Pegué con silicona caliente botones de tamaños, modelos y tonos de rosa diferentes en unos cuantos aros de madera natural a los que previamente había puesto un poquito de pan de oro en algunas zonas. Nuestro color combo  no podía ser otro: blanco, rosa y dorado unidos a la calidez de la madera sin tratar.


En el resto de aros, a los que también puse pan de oro,  pegué unas estrellas de corteza de árbol que tenía por ahí desde el año pasado. 

 

Unos de mis adornos favoritos son estos cuatro corazones con los nombres de mis hijas, el mío y las iniciales de mi marido puestos con un abecedario de foam blanco. Como veis sigo la tónica de añadir pan de oro en algunas zonas  de la madera sin tratar para darle un toque diferente a este estilo más natural.

Y sin duda, con los que más me divertí... Con mis bolas para el árbol de la Navidad de 2019 y muchas, muchas más Navidades porque me ha flipado hacerlas: ¡Mis bolas de nieve! Más fáciles de hacer no pueden ser... Únicamente necesitaréis bolas de porexpan de distintos tamaños, pasta de textura arenosa y una brochita o espátula para ir aplicándola. Dejáis secar y tendréis las bolas de nieve más cuquis que podáis imaginar... Bueno... ¡Si antes de que sequen les espolvoreáis purpurina blanca como si os fuera la vida en ello ya serían la releche!


A algunos adornos antiguos les di un lavado de cara; como a la estrella que corona el árbol, que tenía un dorado que no me gustaba para nada... Solución: capita de gesso y pan de oro en algunas zonas ;)


Y aquí tenéis una vista general de mi  árbol de Navidad con sus bolas de nieve, sus adornitos bonitos, sus luces, su estrella preciosa en la punta y sus piñitas entre las ramas... ¡Tan bonito él!


-¡Mamá! ¡Es el árbol más bonito de todos los que hemos puesto hasta ahora!- Me decía Abril justo antes de que su hermana tirase al suelo metro y medio abeto... 

Como me diría alguien... ¡Esto lo sabía yo!

¡Qué paséis una muy Feliz Navidad!









Te puede gustar...

3 comentarios

  1. ¡Qué chulo! 👏🏻👏🏻👏🏻🥰🥰🥰

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Pero cómo me gusta todo lo que has compartido!! ¡¡Qué montón de ideas y qué bonito ha quedado todo! ¡¡Gracias por compartirlo!! Y después del incidente con Noa... ¿vuelve a lucir ya en su sitio?

    ResponderEliminar
  3. Una monada!! Me ha encantado la homogeneidad que le has dado a todo. Lástima la foto tras el terremoto Noa jejeje

    ResponderEliminar